Excursión a la Sarra: un plan para pequeños y mayores en Huesca E

Casa rural apartamentos en el Pirineo Aragones en familia

En pleno Pirineo aragonés y muy cerca de Jaca se encuentra la Sarra, un espacio ideal para hacer un plan para pequeños y mayores en Huesca. El área recreativa de la Sarra cuenta con un pequeño embalse que recibe las aguas del río Aguas Limpias, un nombre que ya te da una pista sobre el entorno.

La embalse de la Sarra y su merendero se encuentran unos cuatro kilómetros al norte de Sallent de Gállego. Este municipio oscense, que no llega a los 1500 habitantes, tiene parte de su superficie ocupada por el monumento natural de los Glaciares Pirenaicos.

Si eres amante de la alta montaña, es un lugar perfecto porque en Sallent de Gállego tienes el granítico macizo de Balaitús y los tres picos del Infierno, que comparte con el municipio de Panticosa. Las cumbres superan los 3000 mètres.

Pero si no aspiras a llegar tan alto, en tu escapada de turismo en Huesca puedes hacer alguna ruta de randonnée por la zona, con la Sarra como punto de partida. En cualquier trayecto podrás aprovechar la belleza natural del recorrido para hacer unas fotografías impresionantes. Y recuerda que este paisaje de montaña cambia mucho según la estación en la que viajes.

Tres rutas de senderismo para hacer turismo en Huesca

1. La Sarra – Llano Cheto. Este itinerario de unos diez kilómetros por el valle de Tena lo puedes hacer en cuatro horas (ida y vuelta y con paradas). Para llegar hasta la Sarra desde Sallent de Gállego tienes la opción de ir en coche o coger el camino marcado como GR-11. Debes cruzar el río Aguas Limpias en dirección al refugio de Respomuso. Al llegar a Llano Cheto encontrarás un pequeño circo glaciar.

2. La Sarra – El Ibonciecho. Una ruta más ambiciosa es esta de 18.5 kilómetros (ida y vuelta) que también sale de la Sarra. A pesar de ser más larga que la anterior, no es más exigente en cuanto a los desniveles. Puedes hacer el ascenso en unas dos horas y bajar por el mismo sendero en algo menos. Un ibón (lago de los Pirineos) te espera a 2300 mètres.

3. Vuelta a la Sarra. Este recorrido es perfecto para hacer con niños porque se trata de dar la vuelta al embalse admirando las especies arbóreas, las flores del valle de Tena y el espectacular paisaje. Para hacerlo solo debes coger el camino GR-11 y bordear la presa.

La Sarra y todo el Pirineo aragonés tienen muchos espacios naturales dignos de visitar. Puedes hacerlo con un plan para pequeños y mayores en Huesca, alojándote en localidades como Javierregay, desde donde tienes fácil acceso a Jaca y es un buen punto de inicio para hacer turismo en Aragón.