La hoguera de nochebuena en Javierregay

En muchos pueblos del Pirineo Aragonés existe la constumbre de hacer una gran hoguera en la plaza del pueblo. En la mayoría se hace con motivo de sus fiestas patronales, o en Semana Santa… En Javierregay se quema en la tarde-noche de Nochebuena.

Durante días los jóvenes del pueblo se dedican a recoger y hacer fardos de ramas y ramas, y fardos y fardos…; cada año es un reto hacer la hoguera más alta!
A los niños les gusta ir colaborando en esta tarea, en la medida de sus posibilidades, claro, y ayudados de los adultos.

El día de Nochebuena (o cuando nos acordamos), se pide la arena que cubrirá el suelo y luego se coloca toda la madera. No sé cómo la colocan, …pero la colocan: y digno de verles trabajar! Y en esa hora entre la puesta de sol y el anochecer es cuando hacen el honor de encenderla.

La hoguera de nochebuena en Javierregay

Maravilloso momento, del que nos gusta participar y en el que la vida del pueblo se detiene, en un silencio contenido, todos alrededor del fuego.

Poco a poco se va rompiendo el encantamiento, y los niños empiezan a gritar y a correr alrededor, mientras los adultos nos miramos hacia los tejados de las casas, esperando que este no sea el año que se prenda alguno! (Aunque el Ayuntamiento está bien preparado con su manguera por si acaso).

Se aprovecha para hablar con unos y con otros, con los que vemos cada día y con los que hace tiempo que no, y que han venido a compartir la Nochebuena con sus familiares del pueblo.

La Asociación de la 3ª Edad (y últimamente nosotros, los del Arquivoltas), invitan a todos a su Vino Melao (una especie de ponche con membrillo), más o menos quemado, muy típico del Valle de Echo. Siempre buenísimo!

El año pasado además, tuvimos la suerte de ser elegidos por Papá Noël, o Santa Claus, o San Nicolás…, que apareció por el pueblo, y entregó regalos a todos los niños del pueblo, en el Salón de la Plaza! Madre mía qué sorpresa nos llevamos! Y qué bien lo pasamos!

Desde aquí un beso y un abrazo.

top